Home / Columnistas / ÚLTIMA CRÓNICA DE 2017

ÚLTIMA CRÓNICA DE 2017

POR FREDY GAMBETTA

Nadie mejor que Jorge Manrique para interpretar, en sus coplas a la muerte de su padre, el paso del tiempo: “¡ Cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte tan callando” o la letra del tango Volver, escrita por Alfredo Le Pera y cantada por Gardel “sentir que es un soplo la vida / que veinte años no es nada …” y, finalmente, la frase que solía citar Camilo José Cela, el Nobel español, “todas las horas hieren, la última mata”

Es usual escuchar que en estos tiempos las horas, los meses y los años parece que volaran. No es así. Es una ilusión. Sucede que en la infancia, despreocupada, el tiempo como que se alargaba. Inclusive no veíamos la hora de ser mayores de edad pues creíamos, ingenuamente, que con ello ganaríamos la libertad. Mas luego empiezan las responsabilidades, el cambio de estado, los compromisos económicos, la dura lucha por la manutención de la familia, la crianza de los hijos, los pagos de fin de mes. Todo lo descrito como que acortara los días.

Este año que culmina y que parecía gratísimo por la alegría general que significó la clasificación del Perú al mundial de Rusia, del próximo año, se ha empañado primero con el caso Odebrecht, la moción de vacancia del presidente y luego con el indulto del ex presidente Alberto Fujimori.

Los conflictos políticos, la inestabilidad y la pugna entre los poderes del estado, afectan la economía del país que es la que deberíamos cuidar con esmero. Hubo un momento, en el presente siglo, en el segundo gobierno del doctor Alan García, que el Perú sorteó la crisis económica mundial y la superó. Algunos ni se enteraron. El PBI se acercó a los 8 puntos para envidia de los vecinos. En los siguientes años el PBI peruano retrocedió debido a que los agitadores, disfrazados de defensores del medio ambiente, asustaron a gobiernos débiles e impidieron que grandes proyectos se concretaran sobre todo los referentes a la explotación del cobre. Un claro ejemplo de ello es el proyecto Tía María, en el valle de Tambo.

En la última CADE se tuvo por lema que la economía y la política debían correr unidas. No más cuerdas separadas, se dijo. Este modesto escriba, que no es economista, siempre cree y seguirá creyendo que política y economía deben ir en cuerdas separadas, en nuestro país, aunque me desmienta la realidad de la China comunista. Comunista sí, pero gestora de un gran capitalismo moderno que logrará que en dos o tres décadas más sea la primera potencia económica mundial. Sucede que allí existe una dictadura férrea basada en los preceptos del pensamiento MAO reformado a los que nadie puede eludir. Esos dictados valen para la economía. En aquella sociedad conviven los pobres pobrísimos con una casta conformada por los más grandes millonarios del Asia.

En el Perú hay desconfianza en la clase política. Es preciso salvar la economía de la demagogia, de los cantos de sirena y las monsergas. Ojalá que el PBI supere los 3 puntos en el 2018. Feliz año.

 

About Olga S.F.

Check Also

PRECIPITACIONES EN LA SIERRA DE TACNA Y MOQUEGUA

La Dirección Zonal 7 SENAMHI informa que, continuarán las precipitaciones de moderada a fuerte intensidad …