Home / Columnistas / AGUAS DEL RÍO MAURI, LA ETERNA PROMESA

AGUAS DEL RÍO MAURI, LA ETERNA PROMESA

POR FREDY GAMBETTA

Ahora que está nuevamente en el tapete el asunto del uso de las aguas del río Mauri que egoístamente no serían cedidas por los puneños para ser aprovechadas en Tacna por sus paisanos y descendientes, que han emigrado a nuestra ciudad, transcribo unas páginas de unos sucesos acaecidos en 1921 y que aparecen en mi libro NUEVA CRÓNICA DEL TIEMPO VIEJO, publicado en el año 2001.

“En 1921 los chilenos habían puesto interés en el proyecto del Canal Azucarero, denominado después Uchusuma por la administración peruana.

El 6 de setiembre, de ese año, el ingeniero Miguel Letelier, vice presidente de la Compañía Industrial y Azucarera de Tacna, anuncia que en diez meses las aguas del río Mauri regarían las tierras tacneñas. A partir de entonces empezarían los trabajos de agricultura que tenían como meta que el 70% del azúcar que Chile consumía sea producida en Tacna. Para lograr esos resultados la Cámara de Diputados concedió un préstamo de 3 millones de pesos en bonos de regadío.

La comisión encargada de realizar los trabajos se dirigió, en el ferrocarril Arica-La Paz, hasta la estación de General Lagos para iniciar los trabajos.

Desde más arriba de la Laguna Blanca hasta el portezuelo de Huailillas, que sería atravesado por un túnel, estaba avanzada la construcción del canal. A esa fecha faltaban algunas secciones y trazos que sumaban un total de 10 kilómetros para que la sección, comprendida entre los mencionados puntos, con una longitud de 36 kilómetros, estuviera terminada.

También se hallaban concluidos los cortes de acceso para la perforación de túneles en laguna Blanca y Huailillas. El primero con una longitud de 700 metros y el segundo de 1,200 metros, en roca dura. Usando perforadoras de aire comprimido avanzaban diariamente cuatro metros con el trabajo de 83 obreros.

Las excavaciones del canal llegarían hacia arriba de la laguna Blanca, hasta Uchusuma y los esteros de Vilapuraca, Chiluyo y Chachacomani, desde donde se tomarían las aguas para traerlas a Tacna. Terminado el túnel de Huailillas los ingenieros afirmaban que las aguas del río Mauri llegarían a Tacna en julio de 1922. Como se aprecia este proyecto no solamente ha sido un caballito de batalla y de promesas para los peruanos, sino que también para los chilenos.

Los problemas, provocados por el uso de las aguas del Mauri, empezaron con los bolivianos. A propósito, el 5 de noviembre, de ese año de 1921, aniversario del centenario de la independencia del Perú, se conoce la noticia de que el Ministro de Relaciones Exteriores de Chile había recibido una nota diplomática del Canciller boliviano.

Gobernaba Bolivia el doctor Bautista Saavedra. En la nota solicitaban promover al arbitraje la cuestión de derecho suscitada sobre si un gobierno tiene o no facultades para usar las aguas de un río que no naciendo en su territorio discurre por él.

Saavedra, además, solicitó a la Liga de Ginebra y a los Estados Unidos revisar el Tratado firmado con Chile en 1904.

El gobierno de Chile comprendió que no llevarían a buen término su proyecto en la zona andina de Tacna.

About Olga S.F.

Check Also

TESTIMONIO DE UN INDIGNADO

POR FREDY GAMBETTA Este año se cumple el sesquicentenario de la frase “el respeto al …